¿Cómo migrar hacía una organización exponencial y aumentada?

Desde el pequeño negocio que empieza a planificar el costeo de sus productos a través de un software libre, hasta las grandes empresas que utilizan sistemas más complejos; todos necesitan migrar hacia una Organización Exponencial. Este término apareció en el libro “Exponential Organizations (ExO)”, de Salim Ismail, un libro que te recomiendo leer porque te ayudará a cambiar la perspectiva sobre la forma de hacer negocios.

Vivimos en un mundo donde la tecnología crece de manera exponencial (Ley de Moore), cerca a la singularidad como la explica Ray Kurzweil; y donde la innovación disruptiva trae como resultado nuevos modelos de negocio (Andersen), los que se han manifestado mucho más en los últimos años. Ello nos lleva a una gran reflexión: ¿Podemos tener, dentro de un mundo exponencial, una organización que crezca de manera lineal?

Entendemos por organización exponencial aquella cuyo impacto se amplía al menos diez veces más que su competencia en la unidad de tiempo, y que hace uso de las nuevas técnicas organizativas y de aceleración.

En dicho contexto el libro de Salim sustenta que, a diferencia de las organizaciones tradicionales afectadas por recursos limitados, las ExO se rigen por un propósito masivo de transformación (MTP) que principalmente responde a la pregunta “¿estoy trabajando en algo que pueda cambiar el mundo?” Si la respuesta es afirmativa, naturalmente, nos encontramos dentro del enfoque ExO.

TRADICIONALES VERSUS EXPONENCIALES

Ya lo decía David Rose: “Cualquier empresa diseñada para el éxito en el siglo XX está condenada al fracaso en el siglo XXI». Así pasó con Nokia, un gigante de la tecnología en el escenario poco conocido en el que incursionó, la industria de la navegación.

Durante la guerra por la supremacía del desarrollo tecnológico del GPS, Nokia basó su estrategia en un símil con la telefonía, y siguiendo las viejas reglas lineales invirtió fuertemente en infraestructura física a través de Navteq, que dominaba la industria de sensores de tráfico en carretera. Nokia llegó a la conclusión de que controlar estos sensores lo convertirían en el líder del rubro.

Al propio tiempo, se creó Waze en Israel, una app de tráfico automotor en tiempo real que aprovechó el nuevo mundo de los smartphones (anunciado por Steve Jobs) y recogió información de los sensores GPS instalados en los teléfonos de sus usuarios, todo esto debido a que vio que Internet se convertía en el sistema nervioso del mundo, y los dispositivos móviles eran los nodos dentro de esta red.

En tan sólo cuatro años, Waze tenía diez veces más fuentes para obtener información del tráfico que Navteq, la que en junio del 2013 fue adquirida por Google en $1,100 millones de dólares.

El caso de Nokia nos invita a una pregunta: ¿cómo identificamos a las organizaciones que todavía ven el mundo a través de un lente lineal? Pues entre algunos de sus rasgos más básicos están que suelen organizarse en forma jerárquica (de arriba hacia abajo), están impulsadas en exclusivas por los resultados monetarios, y su planificación estratégica se basa en datos del pasado. No tienen las herramientas ni la actitud necesarias para generar procesos flexibles, les falta perspectiva para innovar y están fuertemente adaptadas al status quo.

ORGANIZACIONES EXPONENCIALES, LÍDERES EXPONENCIALES

Hoy en día, ante un contexto tan disruptivo como la pandemia, se necesitan líderes con capacidades distintas. El liderazgo exponencial se presenta como un reto que involucra en primer lugar a los directivos de las organizaciones, tanto como a los equipos de trabajo, desarrollando en todos ellos las capacidades para adaptarse al cambio y agregar valor a la organización. 

Los liderazgos exponenciales pueden encauzarse a través de cuatro enfoques o áreas: humanista, tecnológico, futurista e innovador. Cada uno de ellos, requiere de competencias, habilidades y actitudes propias.

Las organizaciones gestionadas por este tipo de líderes generan las 6 D´s exponenciales:

Digitalización.- Cualquier tecnología que se precie de ser digital, y cuyo alcance sea masivo y global, permite la automatización y aumenta la velocidad en la realización de tareas que incrementen la escalabilidad.

Decepción.- Cualquier iniciativa exponencial digital entra directamente en un periodo de decepción.

Disrupción.- El crecimiento exponencial acelerado se convierte en disruptivo, y casi nunca viene del status quo. En la actualidad la amenaza real para cualquier negocio no proviene de sus competidores directos, sino de las startups de gran potencial de escalabilidad.

Desmaterialización.- Cuando algo es realmente disruptivo, ocurre que se desmaterializa, es decir, que físicamente desaparece, tal como las cámaras de fotos o el GPS, ahora incorporado en los teléfonos móviles.

Desmonetización.- Una vez que algo se ha desmaterializado, se desmonetiza y pierde valor. Si no existe físicamente no se puede pagar por ello. Esta situación ocurre constantemente. Por ejemplo, Uber desmonetiza al taxi tradicional, mientras que Craiglist a la publicidad. Lo que viene ocurriendo en el mundo digital es que el coste marginal del marketing y las ventas desciende casi a cero, pues la web ahora permite ofrecer productos y servicios por un coste impensable hace 20 años. La estructura viral y la potencia de las recomendaciones pueden hacer que un producto sea conocido (para bien o para mal) prácticamente en todo el planeta y en tiempo real.

Democratización.- Una vez que algo se desmaterializa y se desmonetiza, pasa a ser totalmente democrático, es decir, que todos lo podemos utilizar.

¿Cómo lograr la migración de una organización tradicional hacia una exponencial?

Existen varios aspectos que considerar. Entre los más importantes y visibles son:

  • Aprender a pensar exponencialmente en vez de linealmente. Esto debe estar incluido dentro de la Cultura Organizacional.
  • Implementar nuevas estructuras, operaciones, gestión, estrategias y desarrollo de productos adaptados a la exponencialidad.
  • El modelo de economía a escala impide verdaderos cambios disruptivos.
  • Estar atentos a los nuevos competidores que sí entienden el mundo exponencial y que con costes, estructuras mínimas y enorme agilidad pueden poner a sus competidores contra las cuerdas.

Finalmente, vivimos dentro de un mundo basado en información que se mueve exponencialmente, lo que nos ha llevado a escalar la tecnología. ¿Y por qué no escalar las organizaciones? Para ello, hay una frase de Jeff Bezos que me ha inspirado: “Siempre es el primer día. El segundo día es la inmovilidad. Seguido de la irrelevancia. Seguido de un insoportable y doloroso declive. Seguido de la muerte. Y por eso siempre es el primer día.”

Y para ti ¿siempre es el primer día?Y quién dijo que no. 

Un comentario sobre “¿Cómo migrar hacía una organización exponencial y aumentada?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s