¿Cómo migrar hacía una organización exponencial y aumentada?

Desde el pequeño negocio que empieza a planificar el costeo de sus productos a través de un software libre, hasta las grandes empresas que utilizan sistemas más complejos; todos necesitan migrar hacia una Organización Exponencial. Este término apareció en el libro “Exponential Organizations (ExO)”, de Salim Ismail, un libro que te recomiendo leer porque te ayudará a cambiar la perspectiva sobre la forma de hacer negocios.

Vivimos en un mundo donde la tecnología crece de manera exponencial (Ley de Moore), cerca a la singularidad como la explica Ray Kurzweil; y donde la innovación disruptiva trae como resultado nuevos modelos de negocio (Andersen), los que se han manifestado mucho más en los últimos años. Ello nos lleva a una gran reflexión: ¿Podemos tener, dentro de un mundo exponencial, una organización que crezca de manera lineal?

Entendemos por organización exponencial aquella cuyo impacto se amplía al menos diez veces más que su competencia en la unidad de tiempo, y que hace uso de las nuevas técnicas organizativas y de aceleración.

En dicho contexto el libro de Salim sustenta que, a diferencia de las organizaciones tradicionales afectadas por recursos limitados, las ExO se rigen por un propósito masivo de transformación (MTP) que principalmente responde a la pregunta “¿estoy trabajando en algo que pueda cambiar el mundo?” Si la respuesta es afirmativa, naturalmente, nos encontramos dentro del enfoque ExO.

TRADICIONALES VERSUS EXPONENCIALES

Ya lo decía David Rose: “Cualquier empresa diseñada para el éxito en el siglo XX está condenada al fracaso en el siglo XXI”. Así pasó con Nokia, un gigante de la tecnología en el escenario poco conocido en el que incursionó, la industria de la navegación.

Durante la guerra por la supremacía del desarrollo tecnológico del GPS, Nokia basó su estrategia en un símil con la telefonía, y siguiendo las viejas reglas lineales invirtió fuertemente en infraestructura física a través de Navteq, que dominaba la industria de sensores de tráfico en carretera. Nokia llegó a la conclusión de que controlar estos sensores lo convertirían en el líder del rubro.

Al propio tiempo, se creó Waze en Israel, una app de tráfico automotor en tiempo real que aprovechó el nuevo mundo de los smartphones (anunciado por Steve Jobs) y recogió información de los sensores GPS instalados en los teléfonos de sus usuarios, todo esto debido a que vio que Internet se convertía en el sistema nervioso del mundo, y los dispositivos móviles eran los nodos dentro de esta red.

En tan sólo cuatro años, Waze tenía diez veces más fuentes para obtener información del tráfico que Navteq, la que en junio del 2013 fue adquirida por Google en $1,100 millones de dólares.

El caso de Nokia nos invita a una pregunta: ¿cómo identificamos a las organizaciones que todavía ven el mundo a través de un lente lineal? Pues entre algunos de sus rasgos más básicos están que suelen organizarse en forma jerárquica (de arriba hacia abajo), están impulsadas en exclusivas por los resultados monetarios, y su planificación estratégica se basa en datos del pasado. No tienen las herramientas ni la actitud necesarias para generar procesos flexibles, les falta perspectiva para innovar y están fuertemente adaptadas al status quo.

ORGANIZACIONES EXPONENCIALES, LÍDERES EXPONENCIALES

Hoy en día, ante un contexto tan disruptivo como la pandemia, se necesitan líderes con capacidades distintas. El liderazgo exponencial se presenta como un reto que involucra en primer lugar a los directivos de las organizaciones, tanto como a los equipos de trabajo, desarrollando en todos ellos las capacidades para adaptarse al cambio y agregar valor a la organización. 

Los liderazgos exponenciales pueden encauzarse a través de cuatro enfoques o áreas: humanista, tecnológico, futurista e innovador. Cada uno de ellos, requiere de competencias, habilidades y actitudes propias.

Las organizaciones gestionadas por este tipo de líderes generan las 6 D´s exponenciales:

Digitalización.- Cualquier tecnología que se precie de ser digital, y cuyo alcance sea masivo y global, permite la automatización y aumenta la velocidad en la realización de tareas que incrementen la escalabilidad.

Decepción.- Cualquier iniciativa exponencial digital entra directamente en un periodo de decepción.

Disrupción.- El crecimiento exponencial acelerado se convierte en disruptivo, y casi nunca viene del status quo. En la actualidad la amenaza real para cualquier negocio no proviene de sus competidores directos, sino de las startups de gran potencial de escalabilidad.

Desmaterialización.- Cuando algo es realmente disruptivo, ocurre que se desmaterializa, es decir, que físicamente desaparece, tal como las cámaras de fotos o el GPS, ahora incorporado en los teléfonos móviles.

Desmonetización.- Una vez que algo se ha desmaterializado, se desmonetiza y pierde valor. Si no existe físicamente no se puede pagar por ello. Esta situación ocurre constantemente. Por ejemplo, Uber desmonetiza al taxi tradicional, mientras que Craiglist a la publicidad. Lo que viene ocurriendo en el mundo digital es que el coste marginal del marketing y las ventas desciende casi a cero, pues la web ahora permite ofrecer productos y servicios por un coste impensable hace 20 años. La estructura viral y la potencia de las recomendaciones pueden hacer que un producto sea conocido (para bien o para mal) prácticamente en todo el planeta y en tiempo real.

Democratización.- Una vez que algo se desmaterializa y se desmonetiza, pasa a ser totalmente democrático, es decir, que todos lo podemos utilizar.

¿Cómo lograr la migración de una organización tradicional hacia una exponencial?

Existen varios aspectos que considerar. Entre los más importantes y visibles son:

  • Aprender a pensar exponencialmente en vez de linealmente. Esto debe estar incluido dentro de la Cultura Organizacional.
  • Implementar nuevas estructuras, operaciones, gestión, estrategias y desarrollo de productos adaptados a la exponencialidad.
  • El modelo de economía a escala impide verdaderos cambios disruptivos.
  • Estar atentos a los nuevos competidores que sí entienden el mundo exponencial y que con costes, estructuras mínimas y enorme agilidad pueden poner a sus competidores contra las cuerdas.

Finalmente, vivimos dentro de un mundo basado en información que se mueve exponencialmente, lo que nos ha llevado a escalar la tecnología. ¿Y por qué no escalar las organizaciones? Para ello, hay una frase de Jeff Bezos que me ha inspirado: “Siempre es el primer día. El segundo día es la inmovilidad. Seguido de la irrelevancia. Seguido de un insoportable y doloroso declive. Seguido de la muerte. Y por eso siempre es el primer día.”

Y para ti ¿siempre es el primer día?Y quién dijo que no. 

¡Hasta siempre familia UPC, los llevaré en mi corazón!

A mi familia upecina:

Hace unas semanas fue mi último día de trabajo en la UPC. Apartarme de la universidad ha sido una de las decisiones más difíciles que me ha tocado tomar. Cuando me incorporé a esta casa de estudios, mi hija Valeria tenía 6 años. Hoy, supera los 18. Cada vez que sus amigos le preguntaban: “En qué lugar trabaja tu mamá”, ella respondía: “En la mejor universidad, en la UPC”. Luego, con voz de comercial de televisión agregaba: “Exígete, innova”, como invoca el slogan de la universidad.

Para mí, la UPC fue más que un trabajo. Los que laboramos ahí compartimos el deseo de verla triunfar en todos los frentes, de ofrecer educación de calidad a través de ella con el objetivo de llegar a más peruanos. Tuve el privilegio de verla crecer considerablemente durante la última década. En estos 10 años obtuvimos muchos logros que atesoro con orgullo.

Me siento feliz y agradecida de haber sido parte de esta gran familia, que se distingue por su pasión por la educación. Estoy convencida de que cada integrante aporta desde su rol con el desarrollo del país. Asimismo, me quedo complacida por cada reto, experiencia y proyecto con Laurete, UPN y CIB, por mi querida DIT (Dirección de Innovación y Transformación), por las hermosas amistades y, claro, por el crecimiento profesional y personal que he logrado a lo largo de este tiempo.

He asumido nuevos encargos y me enfrentaré a otros retos. Sin embargo, llevaré esta maravillosa etapa en mi corazón por siempre. 

Un gran abrazo, UPC, y uno muy especial a cada uno de ustedes.

Innovación y administración renovada

Tú y yo estamos conectados. No importa nuestra edad, sexo, esfera social, país o idioma: en estas épocas la conexión es necesaria prácticamente para trabajar, estudiar, socializar… Hemos sobrepasado los límites territoriales; el mundo de hoy está creando nuevas formas de conectarnos. Creamos vidas paralelas con avatares y nos comunicamos a través de una pantalla. El acceso a la información se ha democratizado.

¿Sabías que aproximadamente el 85% de todo el crecimiento que tuvo lugar en la economía de Estados Unidos entre 1870 y 1950 puede atribuirse al aumento de la productividad gracias a la innovación? Y esto no es una anomalía: ha habido hallazgos casi idénticos en otras épocas.

Existe una clara diferencia, tanto en el crecimiento de los ingresos (11%) como en el del beneficio de explotación (22%), en favor de las organizaciones más innovadoras. Esto demuestra que las empresas innovadoras no solo crecen más rápido, sino que son más rentables.

Las tecnologías y sus evoluciones van desde la nube, big data, inteligencia artificial, redes sociales y movilidad, hasta la Internet of Things. Son facilitadores de la transformación o causas de las necesidades de adaptación, pues, aunque no te des cuenta, afectan tu comportamiento. También son aceleradores de la innovación y fomentan la necesidad de una mirada holística de esta revolución, que genera una nueva forma de ver el mundo y un cambio en la sociedad. Las empresas hoy tienen clientes más exigentes que piden velocidad, inmediatez, que nos gritan por experiencias y que viven a través de una pantalla. 

Lo que ha variado es el ritmo con el que debe ocurrir la innovación. Los días de desarrollar una ventaja competitiva que perdurará por décadas ya pasaron. En esta era exponencial, el ritmo de cambio requiere que las organizaciones generen rápidamente los tipos de ideas que les permitirán adoptar la disrupción digital y reimaginar todo lo que hacen.

En un mundo de límites borrosos de la industria, la innovación efectiva requiere que las empresas institucionalicen su capacidad para crear una cartera continua de ventajas en forma de innovaciones revolucionarias, en las que debes identificar los desafíos generales o las brechas que tu organización está tratando de superar. Observar el rendimiento pasado, actual y futuro proyectado y las tendencias que afectan a tu empresa o industria te ayudará a detectar estas brechas.

Definir la forma de cerrar brechas en una empresa es la base de tu estrategia de innovación, pues dependiendo de estas, la respuesta podría estar en una combinación de productos, servicios, modelos, procesos y capacidades comerciales, experiencias del cliente y modelos operativos novedosos.

La aceptación de los altos ejecutivos de toda la empresa es esencial para este proceso, pues los resultados son directamente proporcionales al compromiso de liderazgo. No solo debe haber acuerdo en que la innovación es importante para el éxito futuro de tu organización, sino que el proceso requiere un gobierno sostenido y un compromiso de recursos.

Además, necesitas las personas, procesos y tecnología adecuados para crear una capacidad de gestión de la innovación siempre activa, generando y otorgando a las ideas un valor comercial. Esto te ayudará a adaptarte sistemáticamente y seguir siendo relevante para el mercado.

La bibliografía sobre las escuelas de administración constata la relevancia que toma en las organizaciones la productividad laboral. Esta se ve como la forma de lograr que un trabajo se realice con el menor gasto de esfuerzo humano, capital y materiales. En ese sentido, se generan procesos, controles, y métodos que aseguran la máxima productividad. Con ello, los crecimientos y la rentabilidad han avanzado gracias a la velocidad conferida por la estructura, a líderes que toman las decisiones y a planes estratégicos, entre otros.

Los nuevos conceptos y formas de abordaje dan lugar a libros como Administración: tradición y renovación de Omar Aktouf (2001), donde se trata, entre otros temas, el rol del ser humano en las organizaciones, que trasciende sus funciones dentro de la empresa, y cuyo bagaje y experiencia pueden generar aportes mayores. Esto va más allá de procesos, métodos y controles: da lugar a una nueva forma de trabajo que busca una relación de ganancia a través de la “libertad” con el trabajador, con el ser humano a quien se da a conocer el propósito de la organización. El ser humano debe saber qué hacer —y por qué—, para poder brindar a las organizaciones el cómo, en un conjunto activo de creación, permitiendo que el ser humano brille, trascienda y tenga un propósito que de sentido a su crecimiento personal y profesional. 

Aktouf busca que las reglas actuales sean evaluadas para dar paso a nuevas condiciones que permitan flexibilidad, adaptación, diversidad lógica, sentido común, movilización, polivalencias, democratización de la información, autonomía y empoderamiento, principalmente.

Hasta este punto, hemos visto que las necesidades de innovar son claras para las empresas, que tienen el reto de enfrentar a un mundo globalizado, con un consumidor y trabajador diferente y cada vez más exigente.

Camino a la adaptación

El reto que hoy enfrentamos se debe al grado de interconexión y a diversas aceleraciones que demandan un profundo cambio en las empresas. Esta transformación empresarial representa un desafío para nosotros, pero, ​​sobre todo, una oportunidad para que las organizaciones logren adquirir las competencias y capacidades necesarias para tener éxito en entornos rápidamente cambiantes debido a los nuevos avances tecnológicos.

Como resultado de mi experiencia, comparto contigo algunas buenas prácticas que me han ayudado en este camino de adaptación y que te serán útiles:

  • Asegúrate de que el líder tenga una mirada holística para permitir el proceso de innovación, pues en caso contrario te será difícil mover los estamentos necesarios para reimaginar la empresa. La participación del líder máximo de la organización en el proceso de innovación ofrece una perspectiva integrada acerca de los procesos de la empresa y permite identificar y desarrollar los comportamientos necesarios para la innovación y mejora continua de los procesos y del uso de la tecnología. 
  • Optimiza la estructura organizacional a través de la creación de un área de innovación de nivel ejecutivo. Esto es importante, porque el proceso de innovación implica la participación de muchas áreas del negocio, tanto comerciales como operativas y tecnológicas. Además, la organización pasa a ser más horizontal debido a que se generan equipos de trabajo multifuncionales, lo que fomenta la colaboración y creación conjunta (los procesos comunicacionales dejan de ser lineales).
  • Genera una empresa ágil, aceptando que no puedes controlarlo todo y que es importante fortalecer una cultura basada en la confianza y el empoderamiento de tus trabajadores. El rol del trabajador se está transformando. Necesitas personas que no solo cumplan sus funciones, sino que sean críticas, activas y que generen valor. Motivar el crecimiento del trabajador es mejor que trabajar con moldes. La empresa crecerá como resultado del conjunto de acciones alineadas de todos sus integrantes. 
  • Desarrolla nuevas competencias en torno a las capacidades para hacer tu empresa más ágil, orientada a las personas, innovadora, centrada en el cliente, racionalizada, eficiente y capaz de aprovechar las oportunidades para cambiar el statu quo. Fortalece la cultura optimizando la organización y generando enlaces que permitan la integración y formación de ecosistemas.
  • Maximiza el conocimiento de las partes a través de la gestión de conocimiento empresarial, favoreciendo la capitalización, la colaboración, y generando ecosistemas de valor. Una buena práctica es el desarrollo de centros de competencia y de especialistas designados como dueños de procesos con conocimiento compartido.

El proceso de innovación no es desordenado o caótico, debes formalizarlo y lanzar nuevos productos y servicios. Los procesos de innovación son de mediano a largo plazo, lo que te permite ir desarrollando en los equipos capacidades fundamentales para el crecimiento o reestructuración de tu empresa y la creación de valor para todos los actores.

Debes también asignar recursos y presupuesto para facilitar la innovación y el proceso de transformación en la organización. Este viaje de transformación demanda una mirada holística, pero con un enfoque por etapas y una hoja de ruta clara, que involucre a las diversas partes interesadas más allá de las limitaciones internas o externas. Esta hoja de ruta tiene en cuenta que los objetivos finales continuarán avanzando, pues la transformación en las empresas es un viaje igual de continuo que el cambio y la innovación.

Es preciso entender que las empresas pueden romper sus fronteras y formar parte de un cluster, generando integraciones de valor y recíprocas con otras empresas, clientes o proveedores, entre otros actores. 

Entonces, la innovación es un camino que debes emprender para sostener, mantener y asegurar el crecimiento de tu empresa. Innovar para tener ventajas comparativas genera desafíos, así como procesos de adaptación y transformación para las empresas, pero es indispensable hacerlo.

Solo las organizaciones que innovan de manera continua como consecuencia de diferentes estímulos y aprendizajes serán capaces de sostenerse en el tiempo y agregar valor a sus productos y servicios.

Entrevista Shift Talks: ecosistemas de innovación y transformación

Hola a todos. Los invito a escuchar una nueva entrevista, en esta ocasión realizada por el equipo de Shift Talks. En esta oportunidad comparto experiencias en el desarrollo de ecosistemas de innovación y transformación. En ella comento la importancia de la innovación como parte de nuestras estrategias de desarrollo con el fin de generar resultados medibles, efectivos y exitosos.

Entrevista con U-planner: transformación digital

Hola a todos. Comparto la entrevista que ofrecí a Juan Pablo Mena (CEO U-planner) acerca de la estrategia de los ecosistemas digitales y la modernización digital dentro de la universidad en la que trabajo, UPC, y las formas que propongo para asegurar la transformación digital de todos los estudiantes. ¡Espero que la disfruten!

Kantaya: una esperanza para los niños peruanos

Hoy te voy a hablar sobre Kantaya, una organización sin fines de lucro que despliega un trabajo impresionante y desinteresado en favor de los niños. Kantaya se dedica a la tarea más fructífera de todas: la educación.

El principal objetivo de Kantaya es enfrentar la crisis educativa, y lo hace a través de espacios de aprendizaje para formación de niños íntegros y felices. Kantaya cree en el poder de la educación para formar niños con una mayor autoestima y ofrecerles el conocimiento suficiente como para que puedan cuestionar el statu quo y perseguir sus propios sueños. Este programa After School beneficia a niños desde los cinco hasta los quince años en la zona de Ventanilla.

Como sabes, en Ventanilla, así como en otras regiones del país, hay muchos hogares con dificultades económicas, lo que se refleja en un sinnúmero de indicadores. Por ejemplo, apenas uno de cada tres niños termina el colegio y solo un 2% accede a estudios superiores. Además, alrededor del 60% de los hogares vive en pobreza extrema y carece de agua potable.

Lo que más me gusta de Kantaya es que niños en situación vulnerable tengan la oportunidad de desarrollar al máximo sus capacidades (intelectuales y socioemocionales), logrando con educación sobreponer las barreras socioeconómicas en las que les ha tocado vivir y tener la oportunidad de sacar la mejor versión de sí mismos. Si llegas a visitar los centros “Casita Feliz”, verás de qué te estoy hablando.

Los resultados saltan a la vista: los niños de Kantaya entienden bien lo que leen, resuelven con éxito operaciones matemáticas en un promedio superior a la tasa nacional y están adelantados por más de un año en regulación de emociones y por más de medio año en habilidades sociales en comparación con otros niños de Ventanilla. Además, la mayoría de jóvenes de Kantaya tiene acceso a estudios superiores, y más de veinte de 18 a 27 años han incrementado su salario en seis veces (de US$ 65 a US$ 400 mensual).

Las responsables de este importante proyecto son Fabiola Portocarrero y Yessica Flores, quienes tuvieron el mismo sueño: generar un Perú con mayores oportunidades y un mundo mejor. Ese fue el punto de partida de Kantaya, que sigue ayudando a un grupo de niños en Ventanilla con sus centros “Casita Feliz”, así como donando materiales educativos. El camino no fue fácil: pasaron por muchas aventuras y baches, pero siempre contaron con el apoyo de sus seres queridos y con la resiliencia necesaria para no dejarse desanimar por los contratiempos. 

Hace poco menos de un año conversé con Yessica, quien me habló con entusiasmo de un emprendimiento presentado en Silicon Valley. Consistía en un modelo que buscaba empoderar e instruir al profesorado. De esa manera, podrían llegar y amplificar el impacto a más niños.

En los años de existencia de Kantaya, he visto realizar múltiples actividades para conseguir fondos a través de donaciones individuales y de empresas locales, eventos de fundraising y productos de merchandising, entre otros. Cada actividad siempre ha estado llena de cariño, coordinación y entusiasmo.

Hoy, muchas personas y profesionales de diferentes empresas se han unido voluntariamente y trabajan bajo el liderazgo de Yessica y Fabiola, porque creen en el poder de la educación y saben que en equipo pueden generar movilidad social en las familias de Ventanilla. 

Y es que hoy Fabiola y Yessica, a través de Kantaya, no solo hacen felices a los niños y familias de Ventanilla, sino que han realizado alianzas para que las organizaciones puedan aportar, unen a personas que terminan siendo amigos y generan el círculo virtuoso de unir varias personas con un solo sentimiento para aportar con un grano de arena y mover vidas. Fabiola y Yessica permiten generar sonrisas en los niños y dejar una huella en las personas que tienen la suerte de apoyar. 

Hoy soy miembro del comité consultivo de Kantaya y estoy orgullosa y feliz de ver sus logros, avances y resultados. Admiro a Fabiola y a Yessica, porque tuvieron la valentía de dedicarse 100% a este sueño. Estas chicas han movido cientos de corazones: no solo han logrado que los niños sean personas de bien y que luchen por sus sueños, sino también han sido el puente para que cientos de familias abran sus corazones y apuesten por el poder de la educación.Tú también puedes apoyar para revertir la situación con ayudas de largo plazo, “enseñando a pescar”. Kantaya decidió apoyar desde la base creyendo en el poder de la educación. Puedes hacerlo a través de https://www.kantayaperu.com/ Así también puedes colaborar con otras iniciativas, pues hay mucho por hacer en nuestro querido Perú.

Cómo implementar satisfactoriamente un ERP académico – parte I

La gestión del cambio juega un rol fundamental. La investigación previa para construir un modelo exitoso de ERP también es crucial.

Photo by fauxels on Pexels.com

Cualquier empresa e institución necesita automatizar sus procesos para asegurar la continuidad y efectividad de los servicios que ofrecen. Enmarcándonos en el sector educativo, los retos no son menores. Para ellos es primordial sistematizar la oferta académica en todos sus niveles.  

En ese contexto, debe entenderse que la implementación de un sistema ERP no es un cambio tecnológico: se trata de un proyecto estratégico que comprende herramientas tecnológicas con un alto involucramiento de los líderes, que garanticen que sea viable en toda su extensión. 

La gestión del cambio como pilar

Desde mi experiencia, la acertada intervención de la gestión del cambio en la implementación de sistemas de Planificación de Recursos Empresariales (ERP) permite resultados óptimos en la adopción del sistema, ya que promueve que todos los niveles de la organización estén dispuestos al cambio -sin afectar su estructura funcional-, para obtener los beneficios esperados de la implementación. Se trata de buscar un equilibrio entre cambiar el sistema para ajustarse a sus procesos o cambiar sus procesos para adaptarlos al sistema. E ahí la clave. 

Comprar un sistema ERP es una decisión relativamente fácil. Lo complejo surge al momento de la implementación, ya que proyecto se sale de presupuesto, recursos y tiempo. Las organizaciones que tuvieron una implementación efectiva deben el éxito a su filosofía de entender los procesos y simplificarlos para después automatizarlos. El error de aquellas que no obtuvieron buenos resultados fue por empezar a implementar con la automatización, sin antes comprender estos procesos y simplificarlos. 

La mayoría de las organizaciones encuentran dudas sobre cuál será el sistema que se adecúe a sus funciones y la mejor manera de introducir el ERP en su institución. Por ello, resulta importante realizar una investigación para construir un modelo de desarrollo que pueda implementar exitosamente un sistema ERP.

Mis claves para construir el modelo

Primero, hay que definir claramente el alcance, para que todas las partes involucradas tengan establecido este punto antes de iniciar el proyecto y durante la ejecución. Ello, además, evitará adicionar funcionalidades que obedezcan a intereses particulares. Asimismo, el alcance debe contener únicamente requerimientos funcionales y técnicos que requiera la organización. 

En la asignación de los recursos humanos, yo recomiendo considerar a las personas que conocen mejor cada proceso y que tengan habilidades de trabajo en equipo y alta orientación al logro. Es necesario asignar la implementación del proyecto a un proveedor que tenga buena capacidad y experiencia en la ejecución de este tipo de obras. Algunas instituciones caen en el error de asignar al proveedor que conlleve un menor costo económico, olvidándose del riesgo de una mala puesta en marcha y de demoras en su ejecución, lo cual se traducirá en mayores costos.

El éxito de un sistema ERP también depende también de la selección del proveedor del sistema y de los módulos a implementar en la organización. Estos módulos, a pesar de ser desarrollados en base a los mejores estándares en la industria, pueden presentar diferencias frente a los requerimientos de la organización. Esto origina un quiebre que obliga a decidir entre la personalización del sistema, la reingeniería de los procesos del negocio o una combinación de las anteriores. Como consecuencia tenemos a). Una limitación de la relación funcional existente entre las diversas unidades de negocio y b). Un requerimiento el desarrollo de nuevas habilidades y competencias en la organización.

Finalmente, la implementación exitosa de un sistema ERP requiere de una cultura organizacional con un alto grado de participación y concientización de los miembros del equipo. El fortalecimiento de sus actitudes, tanto gerenciales como por parte de los trabajadores, permite la apropiación de la herramienta y que las personas sean menos propensas a resistirse a la introducción de dicha tecnología. Una actitud positiva hacia el cambio es una condición previa para el éxito. 

Crítica de la serie Anne with an “E”

La niña que desafió a la sociedad canadiense de 1890.

Durante este periodo de aislamiento social, vi en Netflix la serie Anne con E. Es una historia canadiense inspiradora, basada en novela Ana de las Teja Verdes (Anne of Green Gables) de Lucy Maud Montgomery.

Han sido episodios llenos de nostalgia, valoración por la vida y enseñanzas sobre el prejuicio, las clases sociales, la identidad, el arraigo y el abuso. Todo ello ha sido abordado con ánimo, imaginación, esperanza y mucho amor.

La protagonista, Anne Shirley (Amybeth McNulty), es capaz de poner todas las pertenencias de su vida en una pequeña maleta. Tiene 13 años y es huérfana. Debido a ello, ha vivido entre un orfanato y varios hogares temporales en los que debía ayudar. 

Por error es enviada a la ciudad de Avonlea, en la isla del Príncipe Eduardo, para vivir con dos hermanos, Marilla y Matthew Cuthbert, quienes se acercan rápidamente a la vejez y están buscando un niño que los ayude con las labores en su granja. En su lugar, llega esta menuda niña pelirroja para darles increíbles lecciones de vida.

Anne tiene temores y baja autoestima, pero posee una imaginación prodigiosa y un gran talento como oradora, que deja boca abierta a otras niñas de su edad. Es inteligente, sensible, honesta y posee una gran personalidad. A su corta edad, es capaz de desafiar lo establecido y pone en duda la doble moral de la sociedad de 1890, que relegaba el rol de las mujeres a las labores del hogar y las obligaba a ser sumisas. 

Por donde se le mire, Anne es una niña encantadora y enérgica, y sabe sobreponerse a las adversidades que le presenta la vida. Su historia emociona. Ella intenta sobrevivir diciendo así misma que el mundo puede ser duro, pero que la imaginación es un refugio en el que puede ser feliz y que con inteligencia, sensibilidad y confianza puede luchar contra las injusticias de la sociedad. 

A su corta edad, Anne consiguió que un pueblo de algunos pasos hacia la inclusión, la tolerancia, la igualdad de género y la solidaridad. Y tú, ¿has visto la serie? Si no lo has hecho, ¿te animarías?

Crítica del libro Inés del Alma Mia de Isabel Allende

Una historia potente de la mujer que fundó Chile en el siglo XVI.

Todo empezó con un pacto. Una pequeña aventura de tres amigas, cada una viviendo su historia en distintos países; Perú, Chile y España. Acordamos leer un libro al mismo tiempo. Sería una lectura diferente. Estábamos separadas por las fronteras geográficas, pero unidas a través de la historia, las emociones y las reflexiones. 

La decisión fue sencilla. Elegimos el libro Inés del Alma Mía de Isabel Allende. La historia gira en torno a Inés Suárez. Una joven y humilde costurera extremeña, trabajadora, curiosa y reflexiva. Ella se embarca hacia el Nuevo Mundo para buscar a su marido, quién la había hecho sentir mujer y plena. 

El marido de Inés se había extraviado al otro lado del Atlántico con sus sueños de gloria. Inés, inquieta y llena de vida, anhela también vivir una vida de aventuras; vetada a las mujeres de la sociedad del siglo XVI. En América, Inés no encuentra a su marido, pero sí un amor apasionado: Pedro de Valdivia, maestre de campo de Francisco Pizarro. Junto a él vive las tensiones de la conquista y la fundación del reino de Chile. 

En su escrito, Isabel Allende confirma que la realidad puede ser tan inesperada, impresionante y singular, tanto o más que la mejor ficción, igualmente encantadora. En esta novela épica, la esperanza del amor le da tregua a la violencia y la inhumanidad de un momento histórico complejo. Sé maximiza la lucha, el avance hacia los sueños, la construcción de toda una ciudad por el trabajo conjunto de un pueblo, el valor por la esencia y el respeto por la naturaleza. 

Isabel Allende escribe desde dentro, con el alma, y lo hace para relatar la historia de Inés Suárez, la mujer que llegó y fundó Chile en el siglo XVI, y que hoy conquista el corazón de tres amigas que viven en distintas partes del mundo y tal vez haga lo mismo con ustedes, si se animan a leerla. 


Gracias a Karina Guzmán y a Deborah Palamara, por esta diferente y enriquecedora experiencia.